ARABISMO
   Principal | El Foro | El Directorio | Convocatorias | Noticias Colaborar | Contacto  

El Directorio
Aljamiado
Asociaciones
Bibliotecas
Centros docentes
Centros oficiales
Documentación
Lengua
Librerías
Literatura
Portales
Prensa
Publicaciones
Radio
Semítico
Software
Traducción
Universidades
*
  El gobierno español adopta medidas que dañan seriamente los estudios árabes 27-06-2001 
   
  La suspensión del programa de posgrado de la AECI, que afecta a numerosos becarios árabes, está relacionado con la creación de la Fundación Carolina

  El diario El País, en su edición del miércoles 27 de junio de 2001, informa del problema de la supresión de las becas de la AECI a estudiantes extranjeros en universidades españolas en un artículo firmado por Carmen Morán. Destacamos los siguientes párrafos:

Exteriores suprime sus becas de doctorado para extranjeros, creadas hace 54 años

«La Agencia Española de Cooperación Internacional (AECI), dependiente del Ministerio de Asuntos Exteriores, ha evaluado su programa de becas y ha concluido que era 'costoso' y ocasionaba 'algunas disfuncionalidades' porque se estaba convirtiendo en una vía de 'inmigración laboral'. Por esa razón, un millar de licenciados extranjeros que están haciendo su doctorado no podrán concluirlo en España. Los rectores de las universidades españolas han criticado duramente la supresión de estas becas que se convocaban desde hacía 54 años y gozaban de gran prestigio.

Las becas de la Agencia Española de Cooperación Internacional, organismo que preside el secretario de Estado Miguel Ángel Cortés, han sido el más clásico instrumento académico de cooperación con Iberoamérica, aunque se extiende a otros países de Asia, África y Europa del Este, para la formación de doctores. 'Para estos becarios hacer la tesis doctoral en España supone un gran prestigio que les abre las puertas para conseguir un trabajo en sus países', explicaba ayer Antonio Nieto, profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y director de tesis de dos becarios afectados por el recorte.

El director general de Relaciones Culturales y Científicas del Ministerio de Exteriores, Jesús Silva, consideró, por el contrario, que estas becas no estaban respondiendo a su objetivo, y que se estaban convirtiendo en una 'vía de inmigración laboral', porque algunos de los investigadores se quedaban en España como ayudantes en las universidades. Por eso defendió que lo correcto es que pasen a ser becas de más corta duración para hacer estudios que 'complementen la formación'. Así pues, las nuevas becas MAE (Ministerio de Asuntos Exteriores) tendrán una duración no superior a los 12 meses.

Los rectores, en contra

La Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE) hizo ayer público un duro comunicado en el que expresaban su 'disconformidad absoluta' con la decisión de no prorrogar las becas en curso y 'la suspensión del programa general de posgrado'. Consideran que es una 'muestra de una política exterior que no pondera los compromisos adquiridos por el sistema educativo español y daña la proyección científica internacional de España'.

Requerido un portavoz del Ministerio de Educación para que diera su opinión, se limitó a recordar que esas becas no son competencia suya.

El vicerrector de Relaciones Institucionales e Internacionales de la Universidad Carlos III, Ángel Llamas, que ayer asistió a una reunión con responsables de la AECI, explicó que con becas de un año o menos es imposible hacer un doctorado y criticó el planteamiento en que se basa la medida: 'Es la filosofía Piqué [ministro de Exteriores], de que en la universidad no se hace investigación sino en las empresas'. Se refería con ello a la creación a partir de la AECI de la Fundación Carolina, cuya Junta Rectora también preside Miguel Ángel Cortés. A dicha fundación se han derivado 700 millones de los 4.000 que se destinan a becas, según fuentes del propio Ministerio de Exteriores. El pasado febrero, los vicerrectores de Relaciones Internacionales recibieron una carta de la AECI en la que se informaba de la reestructuración interna de la agencia y de los cambios que a raíz de ella sufriría la programación de becas. Decía la carta que la oferta de becas se tendría que adecuar 'a una menor disponibilidad presupuestaria que ha sufrido una merma importante por la creación de la Fundación Carolina'.

Dicha fundación, según se informa en su página web, ofrece becas para hacer cursos de posgrado dirigidos a extranjeros relevantes, fundamentalmente iberoamericanos, con proyección de futuro en sus países, de tal manera que puedan formarse en España futuros dirigentes políticos, económicos y culturales. Jesús Silva agrega que estas becas dirigidas a profesionales para complementar su formación son una 'forma de ganar amigos para España'. Con las de doctorado, 'muchos estudiantes se quedaban aquí. Vienen de países en crisis y no es criticable, pero no se estaba consiguiendo el retorno, que era el fin de las becas'.

La fundación ha recibido las críticas de los rectores porque sus cursos 'no tienen que ver con los anteriores objetivos de excelencia académica y en cuya elaboración se ha obviado la experiencia y el potencial formativo y científico de las Universidades españolas'. El vicerrector Ángel Llamas precisó que la Fundación podría ser un buen complemento de la política exterior del Gobierno, 'pero no puede sustituir a los curso de doctorado'.»


Fuente:
http://www.elpais.es/articulo.html?d_date=20010627&xref=20010627elpepisoc_1&type=Tes&anchor=elpepisoc

No hace falta ser un lince para darse cuenta de las graves repercusiones que esta nueva política tiene para los Estudios Árabes. Una parte de los becarios de doctorado de la AECI proceden de países árabes. Llegan a nuestro país con el objetivo de doctorarse en universidades españolas, en distintas áreas de conocimiento, pero muchos de ellos lo hacen siguiento los Programas de Doctorado específicos de Estudios Árabes. Ahora han visto súbitamente cómo se anulaban sus becas y se encuentran ante el dilema de regresar a sus países sin concluir sus estudios o de convertirse en inmigrantes sin papeles. El perjuicio no sólo es personal: las universidades españolas estarían gastando sus recursos económicos y humanos inútilmente ante esta injustificada y repentina decisión del Ministerio de Asuntos Exteriores. Pero hay más. No debemos olvidar que este año, y por primera vez, la AECI no ha convocado sus tradicionales ayudas a estudiantes españoles en países árabes. Los futuros especialistas españoles en estudios árabes necesitan estas ayudas para su formación, puesto que, en contraste con el resto de las filologías modernas, los estudiantes de Filología Árabe no tienen el equivalente a los programas Erasmus. Claro está, que la supresión de estas ayudas no tiene la misma repercusión presupuestaria ni humana que la anulación de las becas a extranjeros, y por esta razón nadie a pedido ni ha ofrecido explicaciones. Sin embargo todo indica que el fondo del asunto es el mismo: según El País, la “carta de la AECI en la que se informaba de la reestructuración interna de la agencia y de los cambios que a raíz de ella sufriría la programación de becas (…) decía que la oferta de becas se tendría que adecuar a una menor disponibilidad presupuestaria que ha sufrido una merma importante por la creación de la Fundación Carolina”.

Pero ¿qué es la Fundación Carolina, que tanto perjuicio nos está causando? Como toda fundación, una parte importantísima de su financiación depende de su patronato, cuya composición aparece en su página web y es la siguiente (http://www.fundacioncarolina.com):

MIEMBROS NATOS

Presidente del Gobierno
José María Aznar López

Vicepresidente Primero del Gobierno
Mariano Rajoy Brey

Vicepresidente Segundo del Gobierno
Rodrigo de Rato Figaredo

Ministro de Asuntos Exteriores
Josep Piqué i Camps

Ministra de Educación, Cultura y Deporte
Pilar del Castillo Vera

Ministro de la Presidencia
Juan José Lucas Giménez

Ministra de Ciencia y Tecnología
Anna Birulés Bertrán

Secretario de Estado para la Cooperación Internacional y para Iberoamérica
Miguel Ángel Cortés Martín

Secretario General de la Agencia Española de Cooperación Internacional
Rafael Rodríguez-Ponga Salamanca

Director General de Relaciones Culturales y Científicas
Jesús Silva Fernández

MIEMBROS DEL CONSEJO DE PROTECTORES

Belisario Betancur
Ex-presidente de Colombia

Francisco José Pereira Pinto Balsemao
Ex-primer Ministro de Portugal

Julio María Sanguinetti
Ex-presidente del Uruguay

Ernesto Zedillo y Ponce de León
Ex-presidente de México

VOCALES

Presidente de Telefónica
César Alierta

Presidente de BSCH
Emilio Botín

Presidente de Gas Natural
Antonio Brufau

Presidente de Repsol YPF
Alfonso Cortina

Presidente de Aguas de Barcelona
Ricardo Fornesa

Presidente de Iberia
Xavier de Irala

Consejero Delegado de Editorial Planeta
José Manuel Lara Bosch

Presidente de Endesa
Rodolfo Martín Villa

Presidente de Iberdrola
Íñigo Oriol

Presidente de Confederación Española de Cajas de Ahorro
Manuel Pizarro

Presidente de Grupo Prisa
Jesús de Polanco

Vicepresidente de Unión Fenosa
Victoriano Reinoso

Presidente de BBVA
Emilio Ybarra

Director de la Fundación
Daniel Sada Castaño

Sería muy difícil añadir un nombre más a esta lista que parece sacada del “Libro Guinness” de los personajes más influyentes de la política, las finanzas y medios de comunicación de España. Pero no nos engañemos. La actual financiación de la Fundación Carolina no procede del dinero de las empresas ni de los bancos que aparecen en el listado, sino de los fondos desviados de la AECI que tenían como objetivo la formación de doctores. Pues, como informa El País en su edición del 2 de junio de 2001, y según Miguel Ángel Cortés, secretario de Estado de Cooperación y para Iberoamérica del Ministerio de Asuntos Exteriores, de momento el presupuesto de la Fundación sólo cuenta con financiación pública.
(http://www.elpais.es/articulo.html?anchor=elpepicul&xref=20010602elpepicul_4&type=Tes&d_date=20010602)

Y, ¿a quién van destinadas las nuevas becas de la Fundación Carolina? Según el citado diario:
«el programa de becas, que absorberá unos 500 millones de pesetas a lo largo del año 2001, está destinado a 'profesores, investigadores, artistas y profesionales procedentes fundamentalmente de Iberoamérica'. Las materias de las becas abarcan disciplinas tan variadas como Derecho, Política, Defensa, Medio Ambiente, Economía, Nuevas Tecnologías y Comunicación. Según explicó Cortés, las 400 becas previstas se van a conceder con criterios de calidad, preferencia al ámbito iberoamericano y como ampliación de estudios. Por otra parte, 200 millones de pesetas han sido incluidos en un programa de visitantes, dirigido a personas extranjeras relevantes en sus respectivos países, sobre todo aquellos con los que España tiene estrechos vínculos de relación política, cultural, histórica o comercial»

Efectivamente, se eliminan las becas de formación de doctores dirigidas a estudiantes de países de Asia, África y Europa del Este para primar, con el cambio, a los que proceden de los países del ámbito iberoamericano. Sin embargo, los estudiantes iberoamericanos también salen perjudicados, pues el Programa de becas de la Fundación Carolina no contempla la formación de doctores, sino simplemente la extensión de los estudios, siendo la duración máxima de las becas de dos años (véase en detalle el Programa de becas en la página web de la Fundación)

En definitiva, y volviendo a los estudios árabes, nos hemos encontrado súbitamente ante la desaparición de las becas de doctorado para estudiantes árabes (y extranjeros en general), como resultado de lo que parece una política de desconfianza y desprecio hacia la capacidad y la labor de investigación de las universidades españolas. Y, por otro lado, han anulado las ayudas para estudios de lengua en países árabes, ayudas con las que sueñan todos los estudiantes de Filología Árabe para completar su formación. ¿Es que no necesita nuestro país expertos en el mundo árabe?

El 2001 es, sin duda, el año más negro para los estudios árabes de nuestra historia reciente

Jesús Zanón
Profesor titular de lengua árabe
Universidad de Alicante
   




 Herramientas
Arabiyya
Lista de distribución
Naqhara
Mapa de teclado

Campaña de arabización


Esta prohibido reproducir o copiar el contenido de esta web sin permiso explícito de los autores © Arabismo.com, 2000-2001