ARABISMO: El Foro de la Lengua Árabe
   Principal | El Directorio | Convocatorias | Noticias Colaborar | Contacto   
 
Bienvenidos al Foro de la Lengua Árabe. Este espacio ha sido creado por arabismo.com, para que cualquier persona interesada en la lengua árabe pueda comentar, preguntar, discutir o exponer algún tema de su interés, que posteriormente otros miembros del foro podrán responder.         
 
utilización del Foro
 Reposición de un capítulo
Autor: Miguel Ángel Borrego Soto  email:EDABORDO@HOTMAIL.COM
Fecha:   04-11-01 23:53

UN CAPÍTULO CONOCIDO

Mucho se ha hablado y especulado estos días sobre las causas de los ataques terroristas a Estados Unidos y las posibles represalias contra los mismos, pero no debemos olvidar que el principal responsable de estos sobrecogedores acontecimientos no ha sido, así, sin más, el llamado terrorismo islámico, como quieren hacernos entender, sino el resultado de la contradictoria política que Occidente -Estados Unidos a la cabeza- ha mantenido con buena parte del tercer mundo desde el final de la Guerra Fría. Largo sería analizar en pocas líneas los porqués de esta situación de verdadera crisis internacional en la que nos vemos inmersos, aunque no resultaría complicado dar una breve visión de los orígenes del conflicto actual.
Sabido es de todos que, tras la Segunda Guerra Mundial, dos grandes bloques se disputaron hasta el final de la década de los ochenta el poder mundial: la OTAN de los Estados Unidos, que englobaba a los países demócratas y capitalistas, y los países comunistas del Pacto de Varsovia, de la antigua Unión Soviética. Los años de Guerra Fría se caracterizaron, en primer lugar, por un continuo tira y afloja de ambas superpotencias por mantener su territorio y, en segundo lugar, por tratar de hacer merma en el del enemigo mediante el contraespionaje y la guerra sucia, algo que se encargaron de dirigir y financiar los servicios de inteligencia respectivos.
Uno de los más claros ejemplos de lo que acabo de decir lo hallamos en la invasión de Afganistán por la Unión Soviética en 1979. Tras diez años de dura lucha contra la oposición islámica, el 15 de febrero de 1989 el ejército soviético abandona el país. La principal causa de la victoria islámica fue muy clara: el apoyo económico y logístico que Estados Unidos y sus aliados –Pakistán y Arabia Saudí, sobre todo- prestaron a la guerrilla fundamentalista afgana durante toda la década de los ochenta (la inversión en armas se estima en más de 7.000 millones de dólares). No debemos olvidar, no obstante, que la ofensiva contra el enemigo soviético contó con el apoyo de miles de integristas islámicos que acudieron a Afganistán desde otros países musulmanes atraídos por la llamada a la nueva guerra santa, imitada a partir de entonces en buena parte del mundo islámico. Tras la retirada de las tropas soviéticas y la caída del comunismo, Occidente se olvidó de Afganistán, donde se inició un enfrentamiento civil entre dos de los grupos islámicos que habían combatido a la Unión Soviética: los muyahidín y los talibán, vencedores estos últimos después de la toma de la capital, Kabul, en 1996.
Desde entonces, Afganistán es un país gobernado por el terror y las prohibiciones que el régimen político de los talibán ha impuesto en todos los ámbitos de la vida pública. También, Afganistán es el espejo donde se miran los grupos islámicos radicales, surgidos ideológicamente tras la guerra santa contra los soviéticos y pisoteados posteriormente por Occidente, que veía en ellos un grave peligro para sus intereses en Oriente Medio. Asimismo, es allí en territorio afgano donde se ha ocultado durante muchos años el terrorista saudí Osama ben Laden -instigador, al parecer, de los ataques del pasado septiembre-, y es en Afganistán donde vive igualmente una población civil anclada en la Edad Media, reprimida y ahogada por la mayor de las miserias (no es necesario recordar que Afganistán es uno de los países más pobres del mundo).
¿Es la solución entonces llenar de bombas y misiles los arruinados campos de Afganistán? ¿Cuánta gente inocente e ignorante morirá? ¿Es necesario este ojo por ojo que Bush promueve Biblia en mano contra los terroristas del Corán? Estados Unidos ya tiene un nuevo enemigo desde que cayó el telón de acero, pero el Islam integrista, que basa sus ataques en el terrorismo, no se puede combatir con la guerra; esto sería justificar la lucha del fundamentalismo islámico con mártires que engordarían aún más la ternera del odio y el rencor hacia Occidente.
De este modo, resolver el problema se presenta como una tarea difícil, no porque Occidente tema una expansión del Islam a la manera de Mahoma, algo a todas luces imposible, sino porque están en juego los intereses petrolíferos y estratégicos del, por ahora, país más rico del mundo. El juego de la guerra santa que tanto ayudó a los Estados Unidos en su pugna contra los intereses soviéticos en Asia Central, acaba de estallarle en la cara de una manera cruel y dolorosa. Hacer ahora la guerra a la peligrosa bestia con piel de cordero que creó, es un grave error. Evitarlo hubiera sido función de la templanza y la mejor diplomacia, pero mucho me temo que lo que aún está por llegar no será sino la cansina reposición de alguno de los capítulos de la historia de la Humanidad que ya conocemos de memoria.

Miguel Ángel Borrego Soto

Ir al inicio  |  Ir al tema  |  Ver en forma extendida  |  Buscar 
  |  
Nuevo tema
 Contestar a este mensaje
 Su nombre:
 Su dirección de correo:
 Tema:
Las respuestas van al foro y a esta dirección de correo
  

Arabismo.com  no se hace responsable de las opiniones expresadas en este Foro.